Edgar Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD HIDALGO, Chiapas.- La tercera caravana, integrada en su mayoría por migrantes salvadoreños burló el cerco de seguridad desplegado por autoridades mexicanas en la ribera del río Suchiate y cruzó a México.
Los migrantes caminaron tres kilómetros del río a partir del Puente Internacional Rodolfo Robles para cruzar a pie el afluente.
La Policía Federal, que esperaba a pocos metros del puente, también se desplegó en el río pero la mayoría de los migrantes ya habían cruzado.
En la orilla del río, elementos de la Marina, usando una bocina, alertaron a los salvadoreños los riesgos de cruzar el río a pie y en balsas, y las violaciones a las leyes migratorias mexicanas.
Los migrantes caminaron posteriormente por un camino de terracería hasta llegar a la carretera internacional Suchiate-Tapachula, para dirigirse a esa ciudad.
Por su parte, un grupo de alrededor de 150 migrantes salvadoreños permanecieron en el puente internacional para aceptar la regularización ofrecida por el Instituto Nacional de Migración (INM).
Previamente, en la ciudad guatemalteca de Tecún Umán, el contingente de migrantes rechazó la propuesta de entrar a territorio mexicano de manera legal y ordenada.
Los migrantes se acercaron al puente internacional con la intención de cruzar a México, pero fueron frenados por policías guatemaltecos que, tras varios minutos de discusión, les abrieron paso hacia el lado mexicano.
Sin embargo, en la valla mexicana decenas de elementos federales y agentes del INM les impidieron el paso.
Las autoridades les advirtieron que la única forma de ingresar al país era mediante la regularización y someterse a los trámites de peticiones de refugio para su valoración.
Sin embargo, los migrantes rechazaron la oferta al considerar larga la espera que exige el trámite de la solicitud, por lo que dieron la vuelta y regresaron al lado guatemalteco.
“Dicen que sólo asilo político nos pueden dar, y que pase para arriba (Estados Unidos) no hay”, dijo la salvadoreña Guadalupe Herrera.
En un comunicado conjunto las secretarías de Gobernación y Relaciones Exteriores informaron que el Cónsul de México en Tecún Umán diálogo con los salvadoreños para exhortarlos a que su entrada al país fuera por la vía legal a través del puente internacional.
Sin embargo, después de valorar la situación en el parque central de la ciudad guatemalteca los salvadoreños regresaron a la frontera entre ambos países y cruzaron el río Suchiate.
En tanto, la segunda oleada de migrantes llegó ayer a Mapastepec, Chiapas.
Los migrantes partieron por la madrugada de Huixtla, donde descansaron dos días.
La Segob reportó que esta caravana es acompañada por elementos de la Policía Federal y de servicios médicos, a bordo de patrullas y ambulancias, para garantizar su seguridad.
Autoridades mexicanas indicaron que este grupo se integra por aproximadamente mil 500 centroamericanos.