Andrés Eduardo Muñoz Valencia
Agencia Reforma

CDMX.- La masacre del domingo 1 de octubre que dejó 59 muertos y más de 500 heridos en el Route 91 Harvest Festival en Las Vegas, sacudió a estrellas como Britney Spears, quien realiza un show de residencia en esa ciudad.
Britney está tan aterrorizada por la tragedia que no quiere regresar a reanudar su show en la “Ciudad del Pecado” por temor a que algo le suceda, reveló un allegado a la cantante al sitio RadarOnline.
“Brit tiene el corazón roto, pero también tiene miedo de ir a Las Vegas para terminar su show.
“A partir de ahora, ella desea tener un arreglo con el resto de su contrato, porque no se siente segura en absoluto de volver allí y hacer un show delante de una gran multitud”, dijo la fuente cercana a la “Princesa del Pop”.
El cercano a Spears señaló que, además de la cantante, sus dos hijos, Sean Preston (de 12 años) y Jayden James (de 11), también temen por su seguridad.
“Todo esto ha hecho que ella y su familia estén muy preocupados por su seguridad. Nadie de su equipo se siente realmente seguro de reanudar la residencia después de lo que pasó”, agregó.
Spears se encuentra en conversaciones para que el casino refuerce su seguridad o le brinde la opción de posponer sus actuaciones.