CDMX.- Para impresionar a los jueces de «Mira Quién Baila» sólo se necesita una cosa: disfrutar del momento.
Así lo demostraron anoche algunos participantes durante el estreno del reality, producido por Reynaldo López y grabado en el Foro 2 de Televisa San Ángel.
Las historias contadas a través de las coreografías hicieron brillar el escenario, donde los concursantes mostraron sus habilidades ante los tres jueces: Lolita Cortés, Dayanara Torres y Joaquín Cortés.
Desde el primer minuto, la competencia comenzó reñida. Salsa, reguetón, pop y disco fueron algunos de los géneros que bailaron los 10 concursantes, provenientes de diferentes nacionalidades.
Rosie Rivera (Estado Unidos), Sara Corrales (Colombia), Irina Baeva (Rusia), Verónica Montes (Perú), Emmanuel Palomares (Venezuela), Rommel Pacheco (México), Greeicy Rendón (Colombia), Mike Bahía (Colombia), Santiago Raymundo (Argentina) y Paul Stanley (México) aspiran a ser los reyes de la pista.
Entre los participantes se sintió el estrés, principalmente porque no todos manejan la danza al cien por ciento, mientras que otros demostraron que el baile sólo les inspira fiesta y diversión.
A lo largo de dos horas se vivieron muchas emociones, más porque el máximo objetivo no es la victoria, sino ayudar a las comunidades más afectadas por el terremoto del año pasado.
Los damnificados recibirán una casa por cada emisión, sumando un total de 14 inmuebles a lo largo del proyecto, según explicaron los competidores.
Una de las sorpresas de la noche fue la participación de Prince Royce, quien interpretó su más reciente sencillo “El Clavo”, con el cual arrancó suspiros y gritos por parte del público.
Y aunque se sabe mover en la pista, el cantante descartó que se una a un reality como éste.
“No sé, tendría que practicar bastante. Yo bailo bachata, bailo reguetón, pero aquí es muy difícil. Quizás algún día seré bailarín”, señaló al terminar la grabación.
Los sentenciados de la noche fueron Verónica Montes y Rosie Rivera, quienes la próxima semana tendrán la ardua tarea de pulir sus pasos y cumplir con las exigencias de los jueces.
“Traté de disfrutarlo al máximo, creo que eso se vio bien en la pantalla. Obviamente las críticas las guardo para mejorar. Al final, los jueces buscan eso, que crezcamos dentro de la competencia”, afirmó Montes. (Froylan Escobar/Agencia Reforma)