Especial/ *MCCI
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 12-Jul .- Familiares de al menos 500 jueces y Magistrados ocupan plazas en tribunales y juzgados de su adscripción o de otros, reveló un estudio hecho por el consejero de la Judicatura Felipe Borrego Estrada.
Un total de 112 jueces y Magistrados consiguieron empleo a sus esposas o parejas, 180 a sus hijos, 136 a sus hermanos y 27 a sus papás.
Otros han dado empleo a yernos, concuños, sobrinos, tíos y hasta a sus suegras.
Lo anterior concluye el “Estudio sobre Redes Familiares y Clientelares en el Consejo de la Judicatura Federal”, al que tuvo acceso Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).
Un Magistrado de Durango, por ejemplo, tiene a 17 miembros de su familia, entre hijos, hermanos, concuños, cuñadas, primos y sobrinos en puestos administrativos, como actuarios, secretarios de tribunal y de juzgado, asesor jurídico y analista especializado.
Otros dos Magistrados en San Luis Potosí y Baja California tienen a 11 parientes en plazas del Poder Judicial cada uno.
En Puebla, un Magistrado dio empleo a ocho tíos y a su papá.
Según el diagnóstico, casi la mitad de los jueces y Magistrados federales tienen parientes en el Poder Judicial: de mil 31 plazas revisadas en 31 circuitos, 501 tienen familiares, lo que representa el 48.6 por ciento.
Destaca el caso del circuito judicial correspondiente a Guanajuato, donde 38 de los 46 jueces y Magistrados tienen parientes en el Poder Judicial; es decir, el 82.61 por ciento.
De acuerdo con esta investigación, llevada a cabo entre enero de 2016 y enero de 2017, hay 7 mil 148 servidores públicos en el Poder Judicial que comparten espacio laboral con sus parientes.
Los jueces y Magistrados tienen facultades para nombrar y remover a los funcionarios y empleados de los Tribunales de Circuito y de los Juzgados de Distrito, según establece el artículo 97 de la Constitución.
“No sólo los Magistrados de circuito y jueces de distrito logran generar redes clientelares haciendo mal uso de esta atribución”, advierte el estudio.
“Los números muestran que muchos secretarios, actuarios, oficiales y administrativos poseen familiares en el mismo circuito y en otros. Claramente influyen en la designación, y lo hacen sin que sea posible incoarles (iniciarles proceso o expediente) ningún tipo de responsabilidad”.
Según el estudio, en la práctica, ha ocurrido que los juzgadores intercambian empleos para sus familiares con colegas de otros circuitos, quienes corresponden en forma recíproca.
*MCCI: Valeria Durán, Dulce González y Raúl Olmos