CDMX.- Los reflectores han dejado de alumbrar completamente a los gigantes de la NBA.
La Liga está renovándose. Los chamacos poco a poco comienzan a adueñarse de un lugar en las duelas, pues jóvenes basquetbolistas con menos de 23 años de edad, como Giannis Antetokounmpo, Kristap Porzingis, Karl-Anthony Towns, Andrew Wiggins, Ben Simmons, Lonzo Ball, Devin Booker, entre otros, son seguidos cada vez más por los aficionados, televisoras o patrocinadores.
Una nueva camada de jugadores está robando la atención y desplazando poco a poco a veteranos de más de una década en la NBA como LeBron James, Manu Ginóbili, Dirk Nowitzki, Paul Gasol, Chris Paul, Tony Parker, entre otros.
A poco más de un mes del arranque de la campaña 2017-18, varios juegos que han sido transmitidos en televisión nacional en Estados Unidos han sido acaparados por franquicias que poseen a varios de esos jóvenes.
Los aficionados quieren ver ahora a los novatos sensación de Lakers de los Ángeles y Sixers de Filadelfia, Ball y Simmons, o a los extranjeros de moda, Porzingis de los Knicks de Nueva York, o el griego Antetokounmpo de los Bucks de Milwaukee.
Resulta que varios de ellos comenzaron encendidos, como el caso de Giannis, quien es el segundo mejor anotador de la NBA con 29.7 puntos por juego, o también el caso del delantero Porzingis, quien es el cuarto mejor en tantos, con 27.2.
Igualmente podemos ver el rápido desarrollo de Lonzo o Ben, basquetbolistas que en sus primeros 20 juegos profesionales ya sumaron hasta triples dobles.
Lo cierto es que hoy varios de esos jóvenes poco a poco comienzan a hacerse un nombre en la NBA. Diego Martínez/Agencia Reforma.