Al cumplir sus quince años de vida, Lizbeth Hernández Romo dio muestra de gratitud a Dios, en la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción.
Presentes en la ceremonia estuvieron sus papás: Óscar Martín Hernández y Lizbeth Romo, así como Odilón Ramírez y Cecilia Chavarría, quienes apadrinaron a la quinceañera.
Emotivo fue el momento en el cual, el sacerdote oficiante habló de la importancia de ser agradecidos con Dios, por lo que exhortó a Lizbeth a acercarse al Creador en oración y tenerlo muy presente en sus actividades cotidianas, siempre agradeciéndole por los favores recibidos.
Al final, el ministro de la Iglesia otorgó la bendición a la quinceañera, así como a sus papás y padrinos, pidiendo para ellos una vida colmada de grandes bendiciones.