El defensa lateral de Necaxa, Brayan Beckeles, tuvo una plática con el periódico El Heraldo acerca de su trayectoria en el fútbol mexicano e internacional, así como su llegada a Necaxa y el gran cariño que el hondureño le ha tomado a los Rayos, rechazando en varias oportunidades su traspaso a otro equipo.
Brayan Beckeles inició su carrera en su país de origen, Honduras, en la temporada 2007-2008, el lateral hizo su debut con el club Vida, jugando cuatro partidos en su primera temporada, para después jugar otras tres temporadas con su primer club.
Para el 2011, Beckeles cambió de equipo al Olimpia, jugando tres temporadas, llegando a jugar más de 100 partidos y anotar 5 goles. Después de un gran paso con Olimpia, Brayan probó suerte en Europa al jugar en el club Boavista de Portugal, disputando 26 juegos.
Fue en el 2015 cuando Beckeles tomó una decisión muy importante en su carrera, cambiando su futbol en Europa al mexicano y en ascenso, llegando a los Rayos de Necaxa como un gran refuerzo para el equipo de Aguascalientes.
En su plática con El Heraldo, Brayan destacó que pensó bastante su cambio a Necaxa, pero fue Roger, futbolista hondureño que militaba con los Rayos, quien logró convencerlo debido a que Aguascalientes es una ciudad que le agradó bastante.
Además, el hondureño siempre ha agradecido al fútbol por darle la oportunidad de conocer nuevos amigos y compañeros que ha conocido a lo largo de su carrera, teniendo incluso grandes amigos en Necaxa que han llegado y se han ido en sus cuatro temporadas con los Rayos.
Brayan ha destacado que se siente feliz de haber logrado el ascenso con el equipo, ya que es algo que se merecía la afición, los jugadores y todos los trabajadores del club, añadiendo que el equipo fue un grupo muy unido para así lograr el campeonato en el 2016.
Un punto muy importante de la plática de Brayan Beckeles es la importancia que se le debe dar al fútbol, el amor y el cariño que se le tiene que tener a este deporte, algo que él siempre ha tenido así como los tres directores técnicos que lo han dirigido en Necaxa, ya que es lo primero que se les debe instruir a los jóvenes que tienen el sueño de llegar al fútbol profesional.