Fidel Orantes
Agencia Reforma

CDMX.- Alfredo Adame terminó ayer con una herida en la ceja izquierda, después que Carlos Trejo le aventara una botella de agua durante la conferencia de prensa de la pelea que protagonizarán. El actor daba detalles de su entrenamiento para «Ajuste de Cuentas», el encuentro al que se retaron derivado de la rivalidad que hay entre ellos, cuando el cazafantasmas lo agredió.
«¡Ch… a tu madre, hijo de p…! ¡Cobarde, cabrón!», exclamó el actor, mientras el personal del lugar trataba de separarlos para evitar una mayor confrontación física. La botella le provocó un sangrado al también conductor, quien poco después reapareció para calificar el incidente como un acto de cobardía.
«Para aquellos que pensaban que era un show y un espectáculo (el pleito con Trejo), ¡no lo es! «(¿Qué sigue?) Cuidarme de un cobardón como éste. Cuidarme de un cobarde, de un ‘mamarracho’ que así es su forma de vivir, ¡es un mal viviente!», puntualizó.
Las diferencias entre ambos surgieron hace dos décadas y tras varios roces a lo largo de los años, finalmente hace una semanas acordaron un enfrentamiento sobre un cuadrilátero.
Adame dijo que pese a lo sucedido durante la conferencia, no tiene miedo de enfrentarse a Trejo. «¡Es un cobarde! Él sólo puede hacer daño, agarrando a la gente descuidada, vulnerable.
«Yo me le voy a parar enfrente. Mi estrategia no va pensada, ni en lo que él hace, ni sus debilidades, ni en su cara de memela enfrijolada», expresó el actor.
Trejo dijo que si atacó a Adame fue porque éste lo provocó y lo acusó de portar un arma no identificada. «Si la tuviera otra vez, se la vuelvo a aventar. Que le dé gracias a Dios que fue la botella», indicó.
El actor fue llevado a un hospital para que curaran su herida y ésta no afectara su desempeño para la pelea, programada para el 2 de agosto en el Foro 360. El combate de artes marciales será a tres rounds, de tres minutos cada uno, en los que tendrán que respetar ciertas reglas, como no morder o picarse los ojos.