La presencia de hombres supuestamente fuertemente armados en el municipio de Jesús María, provocó una gran movilización policiaca en esa zona.
Al final, se logró interceptar una camioneta en la que viajaban los sospechosos, pero no se les encontrón ningún tipo de arma. Sin embargo, debido a que fueron sorprendidos ingiriendo bebidas alcohólicas, además de oponerse al arresto y atacar a golpes a los oficiales, terminaron detenidos y trasladados a las celdas de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Jesús María, donde quedaron a disposición del juez calificador.
Fue el pasado lunes a las 23:55 horas, cuando habitantes de la zona Centro del municipio de Jesús María, reportaron la presencia de sujetos fuertemente armados, los cuales se desplazaban a bordo de una camioneta Dodge Ram pick up, color gris y placas de Aguascalientes.
Se implementó un operativo y minutos después policías estatales y policías preventivos de Jesús María detectaron la camioneta cuando se desplazaba por avenida Paseos de los Chicahuales. Luego de una persecución, varias patrullas la interceptaron a la altura de la colonia Corral de Barrancos.
De inmediato fueron sometidos y detenidos el conductor de nombre Ernesto, de 21 años; así como sus acompañantes de nombres Pedro, de 20 años y Osvaldo, de 18 años. Sin embargo, tras ser registrados, no se les encontró ninguna pistola.
Los tres jóvenes se encontraban alcoholizados y opusieron resistencia, e incluso atacaron a golpes a los policías estatales y preventivos, por lo que al final fueron sometidos y esposados.