Refugio Marín Ruiz, secretario general de la CROC, comentó que durante las últimas semanas ha habido mucho trabajo para el gremio hotelero y gastronómico por la temporada de graduaciones escolares, lo cual ha generado ingresos adicionales a numerosos trabajadores del sector.
Comentó que ha habido más eventos de los esperados, los cuales demandan un número fluctuante de empleados, dependiendo del tamaño del mismo; añadió que los trabajadores ganan en promedio cinco salarios mínimos, sumando lo que obtienen por el sueldo base más las propinas que reciben, un ingreso extra que muchos miembros del sector buscan, pues les ayuda con su situación económica.
En este sentido, Refugio Marín detalló que el salario promedio de los miembros de la industria hotelera y gastronómica varía, dependiendo del puesto que ocupen, pues hay diferentes categorías, como recepcionistas, mayores, jefes de meseros y cocineros, con sueldos que van entre los 120 a 250 pesos al día.
Comentó que en el caso de los trabajadores de base, estos también reciben ayuda para el transporte y vales de despensa; admitió que a pesar de ello, a últimas fechas las empresas del sector hotelero y gastronómico comienzan a sufrir para cubrir algunas vacantes, como seguridad y recepcionistas, pues las personas prefieren ocuparse en industrias que ofrecen mejores salarios.
Finalmente, el secretario general de la CROC indicó que por esta particularidad, en las empresas hotelera y gastronómica son variados los perfiles que contratan, pues abren sus puertas a jóvenes y personas con experiencia, así como a hombres y mujeres, no hay distinción, habiendo igualdad de oportunidades y de salarios.