Bien y de buenas para los promotores inmobiliarios. De acuerdo al presidente de la AMPI en la entidad, Mario Santamaría Orozco durante el primer semestre de este año tuvieron un incremento del 20% en sus ventas, con relación al mismo periodo del año pasado. Detalló que ello fue gracias a que los particulares decidieron invertir su dinero en la compra de propiedades, en lugar de arriesgar su capital en los bancos.
“El primer semestre es un semestre lento, de acuerdo a la estadística de los últimos 5 años, es lento, enero ayuda un poco porque cierra lo que no se alcanzó a cerrar en diciembre, pero como se atraviesa semana Santa y la Feria en Aguascalientes, provoca que sea un semestre lento. Incluso el primer semestre para algunas oficinas inmobiliarias fue mejor que el segundo semestre de 2017”.
En entrevista para El Heraldo, el representante de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios en la entidad reconoció que previo a las elecciones había un nerviosismo alto, sin embargo hubo gente, sobre todo particulares, que decidieron no arriesgar su dinero en el banco o bien dejarlo debajo del colchón, y apostaron por la compra de casas-habitación, locales comerciales o bodegas pequeñas.
En cuanto a las empresas, detalló que éstas se mostraron más cautas y tras los resultados electorales y los mensajes de estabilidad de la Iniciativa Privada, es que han comenzado a invertir. Sin embargo, dijo que el sector inmobiliario estará atento al arranque del nuevo Gobierno y a cómo se comporta la economía en diciembre y a principios del próximo año.
“A lo que vemos ahora es que el mercado sigue bien y para adelante, como siempre, habrá que tener precaución con lo que pase a la fecha de cambio de gobierno, vamos a ver cómo reacciona el mercado en diciembre y en los primeros meses de 2019, pero hasta ahora las notas han sido mucho más positivas de lo que se preveía en este primer semestre del año”.