Gustavo García Olguin
Agencia Reforma

CDMX.- El Movimiento Magisterial y Popular de Chiapas impedirá que 2 millones de libros de texto que distribuye la Secretaría de Educación Pública (SEP) lleguen a estudiantes de 20 mil escuelas de educación básica de la entidad.
José Luis Escobar, vocero de la Sección 7 de Chiapas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), explicó que el boicot a la entrega de libros es en rechazo a la imposición del Gobierno federal, a través de los ejemplares, de la reforma educativa y el nuevo modelo de la SEP.
“En Chiapas, los libros quedan embodegados”, dijo en entrevista telefónica.
“La nueva comisión del Proyecto de Educación Alternativa… desde 2013 estamos trabajando para diseñar contenidos acorde a los intereses de nuestros pueblos, sobre todo, indígenas. Chiapas se caracteriza por la gran diversidad cultural que la reforma educativa no toma en cuenta”.
El dirigente expuso que las Secciones 7 y 40 de Chiapas ya lograron convencer a los padres de familia para que no acepten los ejemplares de texto gratuitos.
Los materiales didácticos, añadió, se quedarán guardados en las supervisiones escolares.
Escobar indicó que, de acuerdo con el calendario escolar, los libros deberían estar ya en las direcciones de las escuelas, lo que no ha sucedido.
“Ya no hay necesidad de impedir que lleguen los libros. El movimiento magisterial es tan grande que cada maestro, cada comunidad, cada delegación sindical sabe que no los va a repartir”, aseguró.
El vocero de la Sección 7 de Chiapas afirmó que los libros no son tan necesarios porque únicamente son recursos didácticos.
“Los libros de texto no son imprescindibles, son un recurso didáctico. Los que trabajamos en la docencia entendemos eso, quienes somos maestros entendemos que el libro es un recurso más. No es la Biblia, no se termina el mundo si no hay libros de texto”, opinó.
Los maestros, recalcó, deben diseñar su propio plan y programa de estudio con contenidos curriculares acordes al contexto en el que viven los estudiantes en sus comunidades.
Criticó que los materiales elaborados desde la Ciudad de México no se acoplan a la realidad de los alumnos de comunidades choles o tzeltales.
“Nosotros vamos a capacitar a los maestros y vamos a diseñar un Plan de Educación Alternativo Emergente para este ciclo escolar”, anticipó.

¡Participa con tu opinión!