César Rubio 
Agencia Reforma

Guadalajara, Jalisco.- La toma de casetas de cobro por manifestantes en Carretera Zapotlanejo-Tepatitlán ya no será posible.
Pablo López, director del despacho Rincón Mayor Guarromán Abogados Guadalajara, informó que promovieron un recurso legal denominado interdicto de retener la posesión a nombre de Red de Carreteras de Occidente.
El especialista detalló que el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Civil admitió la demanda y concedió algunas medidas cautelares que buscan proteger en lo que se genera una sentencia, como que la Policía Federal impida que agrupaciones tomen las casetas de peaje, quiten las plumas y liberen el paso para solicitar cuotas voluntarias a los usuarios.
“A través de estas medidas afortunadamente lo que acabamos de lograr es que exista una protección judicial de este tramo carretero y que en caso de que existan civiles que intenten vulnerar el tramo serán sancionados o retirados”, dijo.
“En caso de que lo hagan, pueden ser acreedores a una multa o hasta un arresto que puede llegar a ser de 36 horas, de esta manera puede irse inhibiendo”.
López comentó que esta práctica llega a mermar en hasta 250 mil pesos diarios los ingresos de la concesionaria.
“Por lo pronto aplicaría en el tramo carretero que va de Zapotlanejo a Tepatitlán, pero se busca replicar este procedimiento judicial en otros tramos carreteros de Jalisco”, indicó.
“En el año pasado y lo que ha transcurrido de este hemos tenido más de 10 bloqueos, duran en promedio de dos a tres días, porque la cuota que cobran las casetas es importante, no son de menor costo. En contraposición la cooperación que solicitan estos grupos son 50
pesos por vehículo”.
La medida obtenida entró en vigor desde finales de julio y será aplicable durante todo el juicio -hasta que se emita una sentencia-, el cual podría durar unos 12 meses más.