Llama el Colegio de Cirujanos Dentistas de Aguascalientes a la población a evitar hacer blanqueamientos dentales con productos caseros o vendidos en tiendas, ya que se pueden generar daños irreversibles en el esmalte de los dientes, advirtió la secretaria de Protocolos de dicha agrupación, Ana Italia Marín Ruiz.
La especialista indicó a El Heraldo que si bien a toda la gente le gustan los dientes blancos, ya que ello se asocia con la estética, la juventud, así como con la salud bucal, se debe tener mucho cuidado en no utilizar remedios caseros tales como pastas hechas a base de bicarbonato de sodio con jugo de limón y agua oxigenada, ya que pueden desgastar el esmalte y puede producir una gran sensibilidad dental.
Asimismo, dijo que existen en el mercado kits con moldes o tiras de blanqueamiento que se venden en algunas tiendas departamentales, que aunque pueden blanquear, esto debe estar controlado por profesionales capacitados, porque su mal uso puede provocar sensibilidad dental e irritación de las encías. Apuntó que las pastas dentales blanqueadoras tienen poca eficacia, pues no contienen agentes blanqueadores y sólo tienen sustancias que son más bien abrasivas que eliminan las manchas externas y dan la sensación de que los dientes están más blancos, pues contienen también algo de detergente y algunos emulsificantes.
Afirmó que el tratamiento que aplica el dentista es de dos tipos: uno a base de peróxido de carbamida y otro de peróxido de hidrógeno, los cuales entran a los poros del esmalte y esta sustancia se libera, atrapa los pigmentos, el paciente se enjuaga y es la manera en que se provoca el blanqueamiento dental.
Reconoció que el blanqueamiento dental tiene un costo moderado y hay varios tipos, además de que es importante señalar la edad a la que puede recibirse un blanqueamiento. “Un blanqueamiento puede durar de uno a tres años y no se recomienda hacer en pacientes de 1 a 15 años porque su esmalte no está completamente formado; tampoco se recomienda a mujeres embarazadas o con pacientes con problemas de encías. Primero hay que quitar todo problema o infección dental y después valorar la posibilidad de hacer un blanqueamiento”.
Finalmente, afirmó que después del blanqueamiento, el paciente debe tener cuidado de evitar la pigmentación de los dientes, dejando de lado el consumo de cigarro, vino tinto, café, té negro, entre otros.