Betty Monroe, camaleónica

Ana Cristina Vargas / Agencia Reforma

CDMX.- Para encarnar a sus personajes, la actriz Betty Monroe se pone hasta ropa interior y fragancias distintas para vivir con la personalidad del rol que interpreta.
Ya antes había demostrado que cuando se mete en la piel de otra persona es capaz hasta de raparse, como lo hizo para la telenovela Sueño de Amor, pero reconoce que también hace cambios sutiles.
“Yo no me desprendo tan fácil. A mí me gusta ponerme el perfume, los calzones, hasta las uñas de mi personaje porque se vuelve parte de mí”, dijo Monroe en entrevista.
“Ahora estoy usando el perfume Mademoiselle Chanel para una mujer que es muy fuerte. Cuando me tocó hacer a una secretaria de cascos ligeros, me puse Angels, de esos perfumes que huelen muchísimo, y me decoré las uñas con piedras brillantes”.
Actualmente, Monroe trabaja en la telenovela ¡Muy Padres!, que saldrá próximamente en Imagen Televisión. En ella se caracterizó de Margarita, una mujer divorciada, de 45 años.
Una vez que termine la producción, la también conductora se tomará dos meses de vacaciones, como hace cada vez que concluye un proyecto, y luego se concentrará en la puesta de un musical.
“Esta obra es para un micro teatro. Ahí me verían interpretar, no cantar, porque tengo la voz de Chavela Vargas, pero cuando ella tenía 80 años”, contó, entre risas.
Ante la versatilidad de las producciones en las que se involucra, Monroe agradece que ya no haya exclusividad en las compañías.
“Yo voy a donde me den trabajo, ya no puedes estar generando solamente para una empresa, hay que tener las puertas abiertas”.