Continuamos con el fascinante proceso electoral norteamericano, en el que principalmente estaré dando cobertura a las elecciones primarias del Partido Demócrata, ya que el Partido Republicano parece tener claro que su opción para contender por la Presidencia será nuevamente postulando al actual Presidente, Donald Trump. Conforme pasan los días, el proceso se turna más interesante y si bien el inicio del caucus de Iowa significó un punto de partida favorable para Peter Paul Montgomery Buttigieg; ahora las cosas han adquirido su mejor tono tras los debates celebrados, ya que todo parece indicar que Bernie Sanders será quien encabece la propuesta para quitar del poder a Donald Trump.

Para quienes no han seguido la trayectoria del senador Sanders, es uno de los candidatos más radicales y en los últimos meses se ha dedicado a lanzar consignas en contra de los grandes intereses capitalistas y las grandes empresas que según manifiesta, impiden el crecimiento económico de la clase media. Bernie Sanders es Senador por el estado de Vermont desde el 2006 y en el año 2016 ya participó como aspirante a la candidatura Demócrata, sus debates en el Senado suelen estar llenos de altura y últimamente se ha ganado la simpatía de millones de jóvenes norteamericanos bajo un discurso que busca brindar educación superior de calidad gratuita para combatir el fenómeno de los créditos universitarios que únicamente endeudan y estancan el crecimiento económico.

Si bien el discurso de odio ha sido utilizado por su principal competidor y ahora mandatario, en esta ocasión el aspirante demócrata pretende combatirlo y enfrentarlo al allegarse de ese fenómeno internacional del discurso de odio, pero encausándolo frente a las elites y los privilegios de las grandes empresas norteamericanas. De igual manera, pretende obtener un mayor apoyo del universo votante bajo un concepto de atención médica que ha bautizado como Medicare en el que pretende abolir las ganancias de las grandes compañías de seguros para dotar de ciertos servicios médicos al grueso de la población.

Las razones expuestas anteriormente, lo colocan como un candidato que también sigue el padrón radical bajo el cual el mundo ha decidido colocar gobernantes; sin embargo, lo más interesante aquí, resulta ser que ambos partidos postularán candidatos radicales y con visiones extremas en las que el mundo entero estará poniendo sus ojos para determinar un sinfín de situaciones y escenarios sobre los cuales recaerá el panorama económico y social. Aunado a ello, nuestro país tendrá consecuencias graves bajo cualquiera de los dos escenarios y debemos comenzar a preparar un modelo económico que pretenda brindar estabilidad y crecimiento ante cualquier factor externo.

Por lo pronto, habrá que dar puntual seguimiento a estos procesos, esperar los resultados para conocer al candidato a Presidente de cada partido así como la elección de sus candidatos a Vicepresidente, pero específicamente habrá que poner atención en lo que manifiesten los candidatos con relación al Tratado Libre de Comercio y la relación con nuestro país. Agradezco el favor de su lectura y les deseo un excelente fin de semana.

Correo: davidreynoso@sapiensiuventus.com

Twitter: @davidrrr