A pesar de los salarios menos competitivos, la industria manufacturera está absorbiendo también al personal del sector de la construcción, señaló el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Luis Francisco Romero David.
Dijo que la escasez de personal dedicado a cumplir actividades muy específicas en el contexto de una edificación, está escaseando y esta situación no se vivía hace mucho tiempo, no obstante el inicio de año se ha detectado de manera sustantiva.
En entrevista, el empresario indicó que personal dedicado a oficios como soldadores, instaladores, responsables de “trabajo de altura” y hasta albañiles, entre otros, está siendo difícil de contratar y la explicación que se ha encontrado es que se han incorporado a labores de obreros en las fábricas.
En ese sentido dijo que ya ni siquiera se puede hablar de rotación de personal, lo cual es muy frecuente en el gremio, sino que una de las variables que se están viviendo en las constructoras es que no se encuentra el personal.
Como ejemplo refirió que el mes pasado, la contratación de una docena de soldadores para cumplir una de las etapas de un proyecto de obra pública, representó todo un desafío por que simple y sencillamente no hay gente desocupada.
La situación en cuanto a que todos tengan trabajo es un signo muy positivo, no obstante lo que más llamó la atención es encontrarse con que una cantidad de personal de oficios muy específicos están encontrando más “cómodo” ir a trabajar bajo techo y “no asolearse”.
Romero David indicó que si bien la industria de la construcción “paga bien” es una rama de la producción a la que cuesta mucho trabajo retener al personal, pues se les incentiva con capacitación que les abre puerta a mejorar sus ingresos, pero la carga de trabajo a veces resulta pesada para muchos.
Es una labor de campo, donde las condiciones climáticas se resienten lo mismo si hace frío que si hace calor, hay viento o lluvia, de tal manera que el personal está escaseando y se atribuye a que la opción de la industria les ha atraído más.
Ante el escenario, indicó que los constructores tendrán que encontrar alguna manera para atraer a mas personas al sector, donde hay buenos sueldos y la posibilidad de desarrollar especialidades que les dejan más todavía, concluyó.