Reitera la CROM que ninguna persona debe ser discriminada por los empleadores por el hecho de tener tatuajes o por su orientación sexual. Así lo afirmó el líder de la CROM en Aguascalientes, Jesús Enrique Ramírez Pérez, quien agregó que la negación de un contrato debe ser argumentada por los perfiles y la productividad. El dirigente sindical hizo alusión al Artículo 1º de la Constitución Mexicana, el cual señala que queda prohibido todo acto de discriminación, por lo cual dijo que la CROM trabajará para que los derechos de sus agremiados sean respetados.
Indicó que los tatuajes o perforaciones y la orientación sexual son los motivos de discriminación más comunes en las denuncias por despidos o negación de contratos. “Si bien hay estatutos de empresas donde prohíben tatuajes y perforaciones, la CROM ha trabajado en la eliminación de este tabú, pues para algunos es parte de una tradición cultural y para otros un simple gusto personal”.
Reconoció que en la actualidad aún hay empresas que persisten en las ideas erróneas sobre las personas con tatuajes, lo que las lleva a juzgar sin analizar las habilidades y capacidades de quien busca el empleo. En cuanto a la discriminación por orientación sexual, lamentó que los tabúes están más arraigados, en especial en los varones para un trabajo de línea operativa, “en muchos de los casos rechazan a perfiles de gran capacidad, sólo por su orientación o preferencia sexual, lo cual es claramente una violación a sus derechos humanos y laborales”.