José de Jesús López de Lara

Un sorpresivo y espectacular operativo fue el que se llevó a cabo el domingo por la madrugada en la Zona de Tolerancia “Las Violetas”, que dejó como resultado la clausura de tres bares y el arresto de 9 personas, las cuales fueron sorprendidas con droga en su poder.
En el despliegue policiaco que fue encabezado por el titular de la SSPEA, general Sergio Alberto Martínez Castuera; el titular de la XIV Zona Militar, general Ernesto Ávalos Pardo y el nuevo secretario de la SSPM de Aguascalientes, comisario general Antonio Martínez Romo, participó un centenar de elementos de diferentes corporaciones policiacas y militares.
Fue aproximadamente a las 23:00 horas del sábado, cuando un convoy de patrullas y unidades de la Sedena salió de las instalaciones de la XIV Zona Militar y se dirigieron a la Zona de Tolerancia “Las Violetas”, con motivo de las nuevas estrategias de seguridad que se han puesto en marcha en Aguascalientes.
Fueron más de 100 efectivos de los Grupos Tácticos y Grupos Especiales de la Policía Estatal y de la Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes, los que participaron en el operativo.
De igual forma, intervinieron agentes de la Policía Ministerial del Estado, personal del Ejército Mexicano adscrito a la XIV Zona Militar, personal de Protección Civil, Reglamentos Municipales y del Instituto Nacional de Migración.
En total se realizó la revisión de 8 bares y de aproximadamente 600 personas que se encontraban en el lugar, entre empleados y clientes.
El operativo arrojó el decomiso de varias dosis de marihuana y metanfetamina, así como el arresto de 9 personas que fueron identificadas como José Guadalupe, de 34 años; Diana Ivette, de 22 años; José Jaime, de 43 años; César, de 34 años; Luis Gustavo, de 26 años y Marco Antonio, de 30 años.
Otros tres detenidos no fueron identificados.
De igual forma, personal de Reglamentos Municipales procedió a la clausura de tres antros con razón social “Bara Bara”, “Exxesos” y “El Dandy”.
Además de este operativo, el convoy de policías estatales, preventivos y ministeriales, así como de militares, se dirigió al poblado de Calvillito, donde se hicieron recorridos disuasivos en las calles de ese sector habitacional que es considerado como punto rojo.