MONTERREY, N.L.- Los Diablos Rojos barrieron a los Tigres en la primera Guerra Civil del año.
El Estadio Fray Nano fue testigo de la fiesta de los escarlata, que vencieron ayer 10-6 a los felinos para mejorar su marca a 18-9 y mantenerse en el liderato de la Zona Sur, empatados con los Leones de Yucatán, en el primer torneo de la temporada 2018 de la Liga Mexicana de Beisbol.
La última barrida del México sobre Quintana Roo fue en la campaña 2015 en Cancún, aunque no ocurría en la Ciudad de México desde 2006, cuando la novena felina jugaba en Puebla como los Tigres de la Angelópolis.
Jesús Anguamea se llevó la victoria, con trabajo de 2.2 entradas sin carreras; la derrota fue para Jesús Castillo, quien recibió siete anotaciones en tres episodios.
Los felinos buscaron cazar a los Pingos desde la primera entrada con cuadrangular solitario de Alonzo Harris y jonrón de tres carreras de C.J. Retherford para adelantarse 4-0 en la pizarra.
Sin embargo, David Vidal pegó sencillo productor y Alexei Ramírez se voló la barda con uno a bordo para acercar a los capitalinos en la parte baja del episodio. Con doble de Henry Urrutia se emparejó la pizarra en el tercer inning, pero en el cuarto capítulo, Retherford le devolvió la ventaja a los visitantes con su segundo vuelacercas.
La novena escarlata explotó en el desenlace del mismo rollo con un rally de cuatro carreras, coronado por un batazo de cuatro esquinas de Emmanuel Ávila para darle la vuelta 8-5.
La novena rayita corrió a cargo de Carlos Figueroa tras un elevado de sacrificio de David Vidal en el sexto, antes de que Juan Carlos Gamboa remolcara la décima de los locales con doblete en el séptimo. Retherford volvió a desaparecerla en el octavo, pero ya no fue suficiente para los Tigres.
Diablos y Tigres se vuelven a medir del 11 al 13 de mayo en Cancún. Esta semana, el México visita Campeche y Tabasco. Sineli Santos/Agencia Reforma.