El cuadro catalán obtuvo la victoria en su visita a La Coruña, con lo que de manera oficial se coronan como los nuevos campeones de la Liga Española logrando así su doblete esta temporada con Copa y Liga.
Lo que se esperaba como una temporada más exitosa por parte del equipo de Valverde, el hecho de haber sido eliminados de manera humillante contra la Roma en los cuartos de final de la Champions, amargó mucho este doblete obtenido, que si bien pudo haber sido más, no deja de ser un torneo lleno de éxitos para los blaugranas, ya que todavía, a falta de cuatro jornadas, los del Barça siguen invictos en la temporada y sin duda el objetivo ahora es terminar la liga sin conocer la derrota.
La goleada del Barça inició al minuto 6 con un gol de Coutinho, que después de una jugada por derecha de Dembélé, el francés conectó con el brasileño, quien de primera remató globeado y cruzado para poner el 1-0 en Riazor.
Hasta el minuto 37, el Barça volvió a mover las redes rivales, y fue Lionel Messi el encargado de hacerlo, que después de un pase por aire de parte de Luis Suárez, el argentino llegó a toda velocidad y remató fuerte y de volea con su pierna hábil al poste del arquero, que sin siquiera ver la pelota dejó entrar el segundo del Barcelona.
Una jugada después, Lucas Pérez abrió la lata para los locales con un gol que vino de una jugada de varios toques por parte del Depor. En la segunda mitad, los gallegos empataron el encuentro al minuto 63, pues con otra gran jugada con muchos pases, Emre Çolak empató el partido.
A falta de diez minutos, los del Barça batallaron para volver a anotar y al mismo tiempo cuidaban su portería, y con una gran jugada de Messi y Suárez, la pulga anotó su doblete al minuto 81.
Tres minutos después, una vez más el 10 del Barça anotó para su equipo, y ya con un 4-2, se definió el partido con otra gran jugada a velocidad en donde Luis Suárez hizo su triplete de asistencias, y Lionel Messi hizo otro hat-trick en su carrera, además de alcanzar la cifra de 32 goles en la liga, con lo que supera con un gol a Mohamed Salah en la lucha por la bota de oro.
Ya con este resultado, Iniesta entró al campo en una ovación impresionante por parte de los gallegos y catalanes, y con algunas oportunidades para completar la manita, el cuadro azulgrana se proclamó campeón de la temporada 2017-2018, quitándole la corona al Real Madrid, equipo que enfrentará la próxima semana en el Camp Nou, y en el clásico más importante del mundo, el equipo merengue podría hacerle pasillo al nuevo campeón de España, si es que así lo decide el cuadro blanco.

¡Participa con tu opinión!