Después de que el pasado martes el Real Madrid y el Bayern Munich lograron un marcador que los pone con pie y medio en la siguiente fase, los partidos de ayer también generaron el posible acceso a semifinales a los cuadros de Barcelona y Liverpool, ya que con dos goleadas positivas, los de Cataluña y Merseyside obtuvieron buenos resultados a falta de la vuelta en casa ajena.
Tuvieron que pasar 38 minutos para que por fin llegara el primer gol del partido, después de una jugada por izquierda, un pase que iba a destinado a Messi, terminó siendo desviado por el capitán italiano Daniele de Rossi, que al querer mandar el balón a tiro de esquina terminó anotando en propia puerta.
Para mala fortuna de la Roma, no bastó con un gol en propia puerta, ya que al 55′, Manolas marcó el 2-0 en su contra, que después de haber evitado un gol de Umtiti, al griego le rebotó el balón en la cabeza.
Cuatro minutos después otra jugada en ataque generada por Suárez terminaría en gol para los catalanes, ya que después de tirar al arco, el portero Allison dejó el rebote en pies de Gerard Piqué que con sólo un toque marcó el tercero para su equipo.
El encargado de marcar el 3-1 fue Edin Dzeko, que al recibir un pase de Perotti cerca del área chica, el bosnio remató esquinado e imposible para Marc André.
Sin embargo, ese gol fue un poco opacado por una última jugada de Luis Suárez, quien por fin marcó gol en este torneo de Champions, terminando con esa mala racha de casi 1000 minutos sin marcar en la Copa de Europa, dejando las cosas 4-1 de cara al duelo en Roma del próximo martes 10 de abril.

¡Participa con tu opinión!