Una etapa de cambios trascendentes vive la sociedad, en lo que se refiere a la defensa de sus derechos individuales y colectivos, por lo que hoy los atropellos de que es víctima son denunciados sin importar el lugar o cargo que ocupe el infractor, lo que obliga a todos, sin excepción, a ser respetuosos de las normas que rigen las relaciones interpersonales.

Es una situación que no la entendió la mayoría de los directivos de los bancos, actitud que se refleja en sus empleados, por lo que todo ciudadano que no se ajuste a sus decisiones sufre las consecuencias que se traducen en aplicaciones económicas.

En este sentido, desde que se inventaron los bancos el personal ha estado en un lugar especial, llegándose a convertir en cabecillas sociales que lo mismo recibía la consideración de gente poderosa que del ciudadano de a pie debido a la sujeción en que estaban, lo que con el tiempo los transformó en seres con los que sólo su palabra valía.

La mutación que viven, como instituciones, les ha permitido acceder a las herramientas tecnológicas, lo que permitiría suponer que es para beneficio de los usuarios, pero hay un retroceso en ese sentido, ya que los asuntos que tradicionalmente se trataban con algún ejecutivo hoy se hace mediante una computadora, o cualquier dato que requiera lo debe consultar vía Internet, lo cual deja fuera a quienes carecen de estos servicios.

En materia de “atención al cliente” es común el burocratismo que priva y la tardanza en hacer un trámite, llegando a ser hasta de dos horas debido a que son una o dos ventanillas para veinte o treinta personas que esperan que les den salida a sus asuntos. Con indiferencia responden a las inquietudes que les plantean llegando el caso que regañan a las personas cuando piden una explicación más detallada.

Una falla que se ha vuelto crónica en algunas sucursales es la inutilidad del tablero electrónico que debería anunciar el número del cliente para que pase a ventanilla, por lo que uno de los empleados se encarga de hacerlo a “grito pelado” y formar filas de ocho o diez personas.

Asimismo, pese al adelanto tecnológico que presumen en sus promocionales mantienen viejas prácticas. Fue el caso de una señora que al vencerse su tarjeta acudió a una sucursal del norte de la ciudad y después de un rato de esperar su turno finalmente le dijeron que la diligencia la debería hacer en el lugar donde se la expidieron, lo que denota una total inconexión, puesto que habría bastado buscar en su propia red para darle curso a la petición, algo que es habitual en oficinas gubernamentales y particulares como parte de la modernización y como muestra está cuando se pide una aclaración sobre consumo de agua potable, es suficiente con acudir a cualquier oficina de pagos y sin importar el domicilio le informan lo que se desea saber.

Por ello no es gratuito que actualmente estén en el banquillo las instituciones financieras, tal como lo mencionó Ignacio Villanueva Chávez, subdelegado de la Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros), al citar que se ha creado el Buró de Entidades Financieras (BEF), similar al Buró de Crédito.

El BEF califica el comportamiento positivo o negativo de los bancos, compañías aseguradoras, afores, cooperativas de ahorro y préstamo, entre otras instituciones, lo que permite que la población en general conozca los productos que ofrecen, sus comisiones y tasas, reclamaciones de los usuarios y las respuestas que ha recibido.

Asimismo, se pueden saber las prácticas insanas en que incurran, las sanciones administrativas que se les han aplicado, las cláusulas abusivas de sus contratos y toda clase de información que requiera el usuario financiero, con lo cual podrá elegir lo que más le convenga.

La función del Buró de Entidades Financieras es saber “quién es quién” en bancos, seguros, sociedades financieras de objeto múltiple, cajas de ahorro, afores, entre otras.

El citado órgano surgió como parte de las reformas financieras y a partir de 2014 se puso en marcha su creación e implementación, por lo que a la fecha cuenta con 2 mil 902 instituciones que forman parte de 25 sectores del sistema financiero, que asegura medir la calidad de atención y servicios que ofrecen las entidades financieras al público, que pasa por tres aspectos: la gestión electrónica, gestión ordinaria y conciliación, lo que permite determinar su comportamiento y cumplimiento en materia de reclamaciones.

Como dijo el de junto, bienvenido todo aquello que ayude a recibir un trato justo en este tipo de instituciones.

¿ESTÁN OYENDO?

“Todos hablan de frenar los embarazos de las adolescentes, pero nadie dice cuál es el factor que está originando estos embarazos en las menores de edad, que es la pornografía en Internet.

“No es cuestión de que nosotros los obispos digamos: ¡No al aborto!, es la sociedad la que tiene que tomar conciencia”.

En los anteriores términos respondió el nuevo arzobispo primado de México, Carlos Aguiar Retes, al considerar que el camino es difundir testimonios, porque el dato estudiado establece que el 85% de las mujeres que abortan se quedan con un trauma para el resto de sus vidas.

Por consiguiente: “¿Qué es más fuerte? ¿El llamado del cardenal a no abortar o presentar el testimonio de estas mujeres en los medios de comunicación?, que digan lo que sienten de haber abortado”.

Aguiar Retes fue designado por el Papa Francisco en la mayor arquidiócesis del país, en lugar de Norberto Rivera Carrera, quien presentó su renuncia al cumplir 75 años de edad, por lo que llega a la capital en donde el aborto está reconocido en la ley, sin embargo, esto no es motivo para el enfrentamiento, sino para buscar caminos que permitan reducir el número de mujeres que recurren a esa práctica, por lo que cuestionó “¿Qué es más importante, que busquemos una ley que ya no lo facilite y que nos digan que somos retrógradas, o hacer consciente a la sociedad del gran daño que se le hace a la mujer?”.

En materia política, subrayó que en 2018 se pedirá un voto razonado que no se emita por enojo; “que no nos dejemos llevar por un primer impulso de que estamos a disgusto, angustiados, sino ver los proyectos y decidir cuáles son los que más nos convienen”.

Lo que se refiere a la pederastía, dijo que habrá “tolerancia cero”, en concordancia con lo dispuesto por el Papa Francisco, por lo que “seguiremos sus indicaciones muy precisas para acotar ese mal tan grave. No digo que lo vamos a desterrar, porque la calidad humana siempre estará de por medio, pero sí es posible frenar este tipo de situaciones”.

Ojalá que clérigos y feligreses de Aguascalientes atiendan y hagan suyas las palabras del arzobispo Aguiar, lo que asegurará una mayor convivencia comunal.

EJEMPLO A SEGUIR

Un año de importantes resultados ha tenido la señora Leticia González Esquivel, como coordinadora de los Centros de Integración Juvenil y en la recolección de apoyos para las personas que necesitan más atención. En este mes de diciembre, como parte del programa “Abriga un corazón 2017”, que por tercer año consecutivo tuvo lugar, entregó 39 mil 400 prendas invernales que donaron amigos y conocidos, lo que benefició a bebés, niños, niñas y jóvenes de las comunidades de El Malacate, La Soledad y El Relicario, pertenecientes al municipio de Aguascalientes. Para la adquisición de la ropa y otros artículos logró la entrega de 45 mil pesos. En una muestra de transparencia, informó que se distribuyeron 2 mil 035 jugos, acompañados de un pan dulce que proporcionaron José Luis Lazalde y Cony Rodríguez, y 2 mil 800 apoyos en camiones para trasladar a los niños de El Malacate y La Soledad a El Relicario. También se invirtieron 1,600 pesos en la compra de dos guitarras que fueron donadas a la escuela secundaria, además de que la familia Gómez González entregó material didáctico, pintura, recipientes para agua, impresoras, balones, violines, guitarras, pelotas para escuelas de preescolar, primaria y secundaria; y también se presentó la obra de teatro “La Bruja Fea” a cargo del equipo que dirige Rubicela Jiménez Salazar, directora del Centro Juvenil Aguascalientes.