Como un miembro de la comunidad católica fue bien recibida la niña Renata Mira Rocha, por medio del sacramento del bautismo que le fue dado en la capilla de San Juan Pablo II.
Al acto sacramental se unieron sus papás Roberto Gerardo Mira Díaz y Érika María Rocha, mientras que Mario Monjarrez y Paulina Rocha como sus padrinos, fueron los encargados de llevarla a la pila bautismal.
En dicha ceremonia, papás y padrinos se comprometieron ante el Creador a guiar a la recién bautizada por el camino de la fe, el cual tuvo como símbolo la luz de Cristo plasmada en la vela bautismal.

¡Participa con tu opinión!