Sujetos desconocidos provocaron el terror entre los vecinos de la colonia Salto de Ojocaliente, después de que durante la madrugada de ayer llegaron a balear un domicilio particular y además hicieron pintas en las que amenazan a su propietario.
El problema es que en dicho inmueble vive una pareja de profesionistas junto con su hijo menor de apenas 2 años de edad, lo que hace presumir que los delincuentes se equivocaron de domicilio.
Los hechos se registraron ayer a las 03:00 horas, cuando sujetos que no han sido identificados, llegaron a un domicilio ubicado en la colonia Salto de Ojocaliente y comenzaron a accionar un arma de fuego. Los proyectiles hicieron impacto en el portón de la casa.
El propietario y su familia que estaban dormidos en esos momentos, al escuchar las detonaciones decidieron ponerse a salvo. Los agresores tuvieron todavía tiempo de pintar con aerosol una serie de amenazas en contra del dueño de la vivienda.
En el lugar se localizaron varios casquillos percutidos calibre 9 mm. Más tarde acudieron elementos de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes y no hubo personas detenidas.
El afectado acudió a la Agencia del Ministerio Público a denunciar los hechos y solicitar una investigación, ya que teme por su vida y la de su familia.