Bajo investigación de la Procuraduría General de la República permanecen dos agentes federales que incurrieron en responsabilidad y serán sancionados conforme lo arroje la indagatoria, señaló el Comisario de la Policía Federal Preventiva, Raúl Roberto Rodríguez Rivero.
En entrevista, indicó que la conducta de quienes presuntamente se hicieron pasar por ministeriales e intentaron extorsionar, está siendo atendida también por Asuntos Internos de la PFP.
Es decir, por un lado la autoridad competente determinará su situación jurídica, pero igualmente la PFP recaba información porque indudablemente serán sancionados por su proceder, en la vía administrativa.
En ese sentido, lamentó que una labor intensiva anticorrupción al interior de la institución, se vea manchada por el proceder de dos elementos que se salieron de los lineamientos a pesar de que día a día antes de salir a turno, se insiste en un ejercicio adecuado de su función.
Rodríguez Rivero dijo que sí hay un esfuerzo de la PFP en contra de la corrupción, pues el objetivo es seguir ganando confianza entre la ciudadanía, por lo que la institución ha puesto a disposición el numero 088 para reportar cualquier maltrato o abuso de autoridad.
Explicó que es un centro de atención con sede en la Ciudad de México que atiende reportes de todo el país y que canaliza las llamadas correspondientes a las áreas de Asuntos Internos para su seguimiento y resolución.
En el caso de los dos elementos involucrados en los hechos, dijo que se trata de agentes que tienen tiempo sirviendo en Aguascalientes y cuyas carreras dependen de lo que arrojen las investigaciones emprendidas por la procuraduría federal.
En ese contexto aseguró que la actuación de la PFP como delegación, así como del Grupo de Gendarmería presente actualmente en la entidad, ha contribuido en la vía que le corresponde a la seguridad que goza el estado.
Hay una buena labor conjunta con las corporaciones de los otros niveles, permanecen cerca de las comunidades y su trabajo es integral en Aguascalientes.