Investiga la delegación del Instituto Nacional de Migración (INM) a los sujetos que deambulan por distintos cruceros de la ciudad y piden dinero, sin que hasta el momento se compruebe que son objeto de trata de personas o que realizan alguna actividad ilícita. De acuerdo a su delegado, Jesús Alberto Gaviño Ortiz, se trata de extranjeros que están legalmente en el estado y pueden sin problema solicitar un trabajo formal.
Comentó que la delegación a su cargo ha revisado el estatus migratorio de las personas que se encuentran en los cruceros, detectando que se encuentran de manera legal en el territorio mexicano, aunque el tema es que están pidiendo dinero, a pesar de tener la autorización para trabajar: “cuentan con la Visa por cuestiones humanitarias”, explicó.
Jesús Alberto Gaviño Ortiz indicó que el INM en Aguascalientes trabaja de manera coordinada con la Fiscalía General del Estado, la PGR y la Policía Federal para prevenir y sancionar la trata de personas sobre todo de extranjeros, tras afirmar que muchos pudieran estar en situación de vulnerabilidad y hay quienes se aprovechan de esta circunstancia. También negó que haya sanciones para los extranjeros que solicitan dinero en los cruceros.
Finalmente, Jesús Gaviño enfatizó que en lo que va del año, 93 personas de origen centroamericano, han sido deportadas de Aguascalientes, tras comprobar su ilegal estancia en el estado.