Del cien por ciento de los servicios de taxi prestados en el año 2018, menos del 4% condujo fuera de la ciudad de Aguascalientes, cuyo mercado ha ido a la baja desde la instrumentación del transporte colectivo foráneo, aunque la gente los utiliza a partir de las nueve o diez de la noche, cuando ya no circulan las camionetas, informó el dirigente gremial Refugio Eudave Ortiz.
En entrevista con El Heraldo, el presidente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios comentó que en los traslados por taxi hacia los diversos municipios del interior requiere que ambas partes se pongan de acuerdo en el cobro por el servicio. Indicó que el 95% de los servicios que se prestan en la ciudad de Aguascalientes abarcan las diferentes zonas, aunque ahora se tiene la situación de que los choferes preguntan a los clientes a dónde van, a fin de tomar decisiones si los llevan o no.
Eudave Ortiz explicó que los choferes preguntan cuál es el destino final para saber que si agarran una carrera larga, de acuerdo a la hora que sea del día, se podrá traer otro cliente desde allá hacia la ciudad, pero si es un solo pasaje no conviene trasladarse porque no sale más que para pagar la gasolina consumida.
“Ahí es donde se requiere la intervención de la autoridad de Transporte Estatal para que conceda un ajuste a la tarifa de la gasolina. La misma autoridad está provocando que el taxista haga esos comentarios y se resista a prestar el servicio al no representarle ninguna ganancia”.
Aunque esta medida está ocasionando que la Dirección de Transporte multe a esos concesionarios y choferes que niegan el servicio, ya que muchos de ellos andan buscando la manera de subsistir en su gremio, “es una necesidad real la urgencia de un incremento tarifario para compensar el precio de la gasolina”, finalizó.