No habrá parálisis ni falta de certeza jurídica en la transición de la justicia laboral convencional al modelo oral, aseguró el representante patronal del pleno de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, Carlos Núñez Ponce.
De tal manera que los patrones y sus trabajadores deben sentirse seguros y con la confianza de que sus eventuales controversias serán atendidas y resueltas, agregó el asesor del Consejo Coordinador Empresarial en esta materia.
En el marco del informe rendido al pleno del organismo cúpula de la iniciativa privada en Aguascalientes, dejó en claro que las juntas de conciliación y arbitraje no desaparecerán con la entrada en vigor del Nuevo Sistema de Justicia Laboral, dependiente del Poder Judicial del Estado.
El trabajo va a continuar y así como en este momento continúan dando entrada a expedientes, permanecerán activas hasta que sea resuelto el último juicio admitido dentro del modelo convencional, lo cual podría llevar alrededor de dos años.
De tal manera que por el momento la Junta Local de Conciliación y Arbitraje ya tiene elaborado su calendario de trabajo 2018 y eso implica que la estructura permanece activa en todas sus áreas para dar entrada a los expedientes que se generen.
En ese sentido, reconoció que si bien el rezago cuenta varios miles de juicios aún, se ha avanzado mucho y en el tema de atención a rebeldías la JLCA está al día, con mucho trabajo y transición de personal, pero dando cauce a los juicios en trámite.
Respecto de la entrada en vigor del Nuevo Sistema, indicó que podría tardarse un año su implementación toda vez que la reforma constitucional implica modificaciones a la Ley Federal del Trabajo y éstas aún no han sido resueltas al seno del Congreso de la Unión.
Lo que se anticipa en ese punto es que en febrero se emita un decreto que posponga por un año el tema, ya que no se tienen aún las bases para su implementación operativa en dos meses.
Si bien esto no se ha hecho oficial, es una versión que está cobrando fuerza en el ámbito de la justicia laboral y los estudiosos del tema, ya que los pendientes en el Legislativo encontrarían una eventual solución con una medida de esa naturaleza, concluyó.