Ya son más de 15 las estancias infantiles dependientes de la Secretaría de Bienestar las que han cerrado a la fecha en Aguascalientes, de un total de 203 que operan en la entidad, reconoció Brenda López Rodríguez, vocera de las directoras de dichos centros, quien advirtió que el número podría aumentar en próximos días, por lo que hizo un atento llamado al Gobierno del Estado para que sean apoyadas y no se perjudique a la sociedad con la pérdida de empleos y la vulnerabilidad de los niños.

En entrevista con El Heraldo, comentó que siguen a la espera de la resolución del amparo colectivo que interpusieron más de 150 dueñas de estancias infantiles en contra del Gobierno Federal tras la suspensión del recurso desde enero pasado. “Sabemos que esto es un proceso legal largo y que no se va a solucionar de la noche a la mañana, pero ahora sí que hasta que aguantemos, que no vamos a aguantar mucho, porque es mucho dinero”.

Afirmó que muchas siguen recortando personal y el número de niños sigue reduciéndose considerablemente conforme pasan los días. “En mi caso yo tenía 4 maestras y ya nomás tengo a dos. En cuanto a los niños, hasta diciembre yo tenía 30 y desde febrero que les subí la cuota de 350 a 500 pesos, me quedé sólo con 15. El pasado fin de semana que empezaron a censar, ya para el lunes sólo me llegaron 9 niños de esos 15, porque les dijeron que no tenían por qué darnos el dinero, que mejor emplearan a una vecina o alguien afín para que no tuvieran que pagarnos a nosotras”.

Por lo anterior, hizo un atento llamado a las autoridades estatales para que volteen a ver a las estancias infantiles y en la medida de sus posibilidades les apoyen. “Que vean cómo pueden echarnos la mano, aunque es un programa federal, esta situación está perjudicando a la sociedad y al estado, no sólo en la pérdida de empleos, sino en la vulnerabilidad de los niños. Estamos en espera de que el Gobierno Estatal cheque sus finanzas”, concluyó.