La Fiscalía General del Estado ha logrado reducir en cincuenta por ciento los tiempos de espera y gestión de trámites para la presentación de denuncias, aseguró su titular, Jesús Figueroa Ortega, al refrendar el llamado a la ciudadanía a acudir a la autoridad ante cualquier hecho delictivo en su contra.
Explicó que por un lado la supervisión de personal de atención primaria a la ciudadanía, como los métodos a seguir para recabar denuncias en la sede de la institución se han fortalecido para que nadie se sienta con capacidad de decidir quién espera y quién no, sino que todos los ciudadanos reciban el mismo trato, de calidad y en orden.
Pero, además, la Fiscalía se ha empeñado en acercarse a la sociedad en los diferentes puntos del estado, donde también se han visto afectados por hechos ilícitos y tienen la misma necesidad de acudir con la autoridad a exigir la persecución del delito.
En entrevista, dijo que la unidad móvil puesta en marcha hace unas semanas para recabar denuncias exclusivamente en materia de abigeato ha dado resultados y los últimos hechos que se han suscitado sobre el tema, incluyendo el frustrado en flagrancia, ha generado denuncias y la apertura de las carpetas de investigación correspondientes.
Figueroa Ortega recordó que uno de los compromisos desde que asumió la titularidad de la FGE fue reducir de manera notable los tiempos de espera y trámite para la presentación formal de las denuncias.
Esto como un factor determinante que incentive a la ciudadanía a acudir con la autoridad a hacerle saber de actos fuera de la ley que le han agraviado, de tal manera que los esfuerzos se mantienen en esa dirección y los resultados han empezado a surgir.
Parte fundamental en ese propósito ha sido la ampliación de servicios del Ministerio Público en todos los municipios del estado, lo cual implica una reducción significativa de tiempo tanto en traslados como en atención por parte de los agentes asignados a cada demarcación.
Finalmente, reiteró que de acuerdo a la estadística interna, los tiempos de espera ya son la mitad de lo que eran antes, no obstante, el reto de hacer más eficiente la etapa primaria de atención ciudadana se mantiene como prioridad hasta lograr que sea el mínimo.

¡Participa con tu opinión!