Por: Gloria Díaz de León

IMG_0905Es de todos conocido que, durante las fiestas de navidad, año nuevo y hasta el Día de Reyes, se consumen mayores cantidades de comida en horarios que no son los comunes para el organismo. Además, las bajas temperaturas invitan al cuerpo a ingerir menús con alto valor calórico.
Algunas personas suben unos kilitos y requieren volver al peso ideal, por lo que, desde la voz de una experta, te ofrecemos algunos consejos para desintoxicar el organismo de los carbohidratos, dulces y alcohol que se consumieron de más durante las celebraciones decembrinas.
En entrevista, la licenciada en Nutrición, Ernestina Trujillo Velásquez, explicó a detalle cada uno de los tips que buscan incrementar las cantidades de fibra y fruta en la dieta, además de la ingesta de deliciosos licuados que funcionan para limpiar el organismo.
“Con el nuevo año la mayoría de las personas tiene entre sus propósitos el bajar de peso, sin embargo, algunos no lo logran durante el año pues se pierden, ya que existen muchas excusas como la falta de tiempo y de dinero, o quizá porque realmente creen que no lo necesitan.
“La gente que no tiene ninguna enfermedad grave debe saber que el comer sano ayuda a prevenir. La conciencia de esto tiene que ver con el auto cuidado; marcar un horario al desayunar, comer y cenar nos hace estar concientes de tomar el tiempo para comprar y preparar los alimentos”, señaló.

Menú
Lunes
Licuado: 1 nopal | 1 taza papaya | 1 naranja | 1 taza de agua. Tomar dos vasos de este preparado al día, de preferencia en el desayuno.
Desayuno: 1 quesadilla (con jitomate, cebolla, queso panela o fresco, si no se siente satisfecho agregar medio tazón de frijoles de la olla)
Colación: 1 pieza de fruta (naranja, manzana, mandarina… cualquier fruta de la estación o 1 taza de jícama o pepino)
Comida: caldo de pollo o pescado con verduras | 1 a 2 tortillas ó un pan integral | 1 fruta o bien 1 vaso de agua de frutas (guayaba, naranja o limón)
Colación: 1 pieza de fruta
Cena: 250 mililitros de yogurt descremado | 1 pan tostado | 1 fruta o 1 cucharada de avena, cereal o granola.

Martes
Licuado: 1 taza de papaya | 5 cm de apio | 1 taza de piña o naranja | 1 taza de agua
Desayuno: 1 sandwich integral (con jitomate, cebolla, queso, pollo o jamón de pavo)
Colación: 1 fruta
Comida: 1 trozo de carne asada (bistek res/ pollo) | sopa de lentejas o verduras | 1 vaso de agua simple | 1 fruta o un vaso de agua de fruta | 1 a 2 tortillas
Colación: 1 fruta
Cena: 1 taza de cereal con leche descremada | 1 fruta (plátano o manzana)

El menú del lunes se repite miércoles y viernes, mientras que el del martes se repite jueves y sábado.

Domingo
Licuado: ½ taza de fresas | 1 manzana roja | 1 vaso de agua
El menú es libre, porque la mayoría de las personas opta por salir a comer, pero se sugiere que elijan carnes magras e incluir alimentos bajos en grasas, moderando el consumo de pastas y cereales.

Toma nota
Este menú está diseñado para adultos en buen estado de salud; no es apto para pacientes con cáncer, leucemia, gastritis, colitis, diabetes, hipertensión u otra enfermedad que comprometa las defensas del organismo.
Tampoco es aconsejable que lo sigan adolescentes o niños, pues cada grupo de edad tiene requerimientos especiales.
La edad, actividad física y estado de salud determina cuántas calorías se deben consumir, por lo cual no se deben generalizar dietas por largos periodos sin consultar al médico, puntualizó Ernestina Trujillo Velásquez.
Esta dieta ayuda para las personas que subieron de 3 a 5 kilos de su peso ideal. Se puede realizar durante una semana o hasta un mes, siempre y cuando se mantenga control con el médico especialista.

Tips:
Para darle un toque extra de fibra a tu dieta, por la mañana pon a remojar una cucharada de linaza en un vaso con agua, a media tarde la ingieres, con un poco más de agua.
Puedes incluir sopas calientes o ensaladas frescas, de acuerdo a tu gusto y bolsillo.
Toma durante el día 2 litros de agua, te mantiene hidratado y te permite regularizar tu digestión.
Consume de manera regular té de manzanilla o laurel, pues son antiinflamantorios.
El agua de chía ayuda a la limpieza intestinal, además de que aporta fibra extra a tu cuerpo.