Azucena Vásquez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MEXICO 21-Ago.- La inseguridad tiene contra las cuerdas a Ferromex.
Esto, ya que de enero a julio de este año, en el corredor de carga Veracruz-Puebla-Ciudad de México sufrió 815 robos a sus trenes de donde saquearon, incluso, material altamente peligroso.
Mientras que en igual periodo de 2016, la cifra de hurtos en la zona ni siquiera era relevante, solo en julio de este año, la cifra ascendió a 190, dijo Lourdes Aranda Bezaury, directora de Relaciones Gubernamentales de Ferromex y Ferrosur.
“Es muy preocupante que México no pueda garantizar el estado de derecho en algunas regiones de su territorio, que impida que el transporte ferroviario se desarrolle con la eficiencia que nos caracteriza”, aseveró.
Explicó que Ferromex considera que estos delitos están ligados a criminales que como ya no pueden robar fácilmente el diesel robado o huachicol optaron por saquear trenes.
Las mercancías más robadas son bebidas alcohólicas, maíz, trigo, soya para producir aceite, polietileno, que provienen, algunas provenientes de Estados Unidos, detalló.
Ante esto, la ferroviaria ha invertido 13 millones de pesos más que en igual lapso de 2016 para reforzar sus medidas de seguridad.
La directiva comentó que con los gobiernos estatales hay coordinación, aunque es insuficiente, pues este problema requiere la participación del Gobierno federal, para que el Ejército intervenga con más elementos.
Añadió que aunque han advertido de este problema a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), no hay un avance todavía.

¡Participa con tu opinión!