Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En casi dos sexenios 44 de cada 100 ataques armados en contra de soldados ocurren en Tamaulipas.
Esas emboscadas han dejado un saldo de 78 elementos muertos, lo que representa el 29 por ciento del total de los efectivos fallecidos bajo fuego en el periodo señalado.
Un reporte oficial de la Sedena establece que, de 2007 a junio de 2018, las tropas han sido blanco de 4 mil 324 agresiones armadas del crimen organizado, de las cuales mil 931 se han reportado en territorio tamaulipeco.
En Tamaulipas, el Ejército y el Gobierno estatal han tenido diferencias por una descoordinación en la seguridad, que ha derivado en la suspensión de convenios en la materia.
En mayo pasado, más de 2 mil militares que participaban en el operativo especial de combate al crimen en el Estado salieron de ese esquema.
Fuentes castrenses acusaron un incumplimiento de pago de la Administración del Gobernador panista Francisco García Cabeza de Vaca por servicios de seguridad pública y acusaciones estatales de “bajo desempeño” militar en esas tareas, que causaron el quiebre.