La Cámara Nacional de Comercio (Canaco) demandó a las autoridades municipales poner orden en la zona Centro, luego de la invasión de vendedores ambulantes que se ha comenzado a registrar. Su presidente, Humberto Martínez Guerra, dijo que se sienten ignorados, por lo que han solicitado una reunión con la alcaldesa para que se tomen cartas en el asunto.
“Si bien la presente temporada es ansiada por los comerciantes fijos, quienes esperan poder cerrar el año con buenas ventas, lamentablemente la instalación de un sinfín de puestos ambulantes llega a mermar sus proyecciones de manera considerable”.
Agregó que es injusta la situación, pues pareciera que las autoridades están castigando a los que pagan impuestos, permisos y generan empleos y en su caso premiando a los ilegales.
Martínez Guerra dijo que se deben aclarar los criterios que son empleados para entregar los permisos en el centro de la ciudad, además de que existe la sospecha de que algunos de ellos son entregados a vendedores foráneos.
“Los puestos ambulantes son diversos, van desde ropa y alimentos principalmente, donde se promueve la mercancía importada, además de carecer de medidas higiénicas, respectivamente”.
Por todo lo anterior, el presidente de Canaco pidió que se haga valer la ley, de igual forma a la que ellos son continuamente sometidos. «Cada año es lo mismo, se colocan enfrente de los establecimientos fijos y nos afectan. Parece que las autoridades hacen caso omiso a nuestras peticiones. Qué pasa si nosotros sacamos una estufa y nos ponemos a vender tacos afuera; de inmediato llegan y nos quitan, lo mismo queremos para los informales».