El Heraldo de Aguascalientes

Azota vandalismo recintos sagrados

“Los templos no están a salvo de la delincuencia; sin embargo, el robo de alcancías no es tan grave como la ofensa a la fe católica de la comunidad, al destrozar imágenes y atentar contra objetos sacros”, lamentó el P. Carlos Alvarado Quezada.

Comentó que han sufrido actos de sacrilegio los templos del Sagrado Corazón, en la colonia Vicente Guerrero; San Juanito, en la colonia San Pablo; San Juan Bosco, en la Barranca, donde se han registrado cuatro robos en un mes; la Parroquia de Las Huertas; El Divino Niño, en Lomas del Ajedrez; San Marcos; San Judas Tadeo, en la Insurgentes; y San José, donde se han visto en la necesidad de cerrar las puertas al término de cada misa.

“Asimismo, han sido víctimas de vandalismo San Antonio, El Encino y otros, principalmente con el uso de aerosoles; las pintas en San Antonio, no han podido borrarse, pese a que se han utilizado diversas técnicas”.

MÉXICO. Y con motivo de las fiestas patrias, el sacerdote habló de la urgencia de construir un México con más oportunidades e integral para todos; reconoció que actualmente existen importantes tensiones sociales que han conducido a divisiones, resentimientos y violencia.

“Es preciso entender que las propuestas de Gobierno que han presentado los candidatos, deben estar acompañadas de la más firme voluntad por lograr consensos y acuerdos que no sólo den viabilidad política a las ideas, sino que coadyuven a la reconciliación social”.

Apuntó que la paz se construye paso a paso, día a día; y que todos debemos convertirnos en sembradores de paz; hoy más que nunca, México necesita vivir en un clima de paz, para poder caminar y seguir construyendo hacia delante.

“Es fácil quejarse, pero antes de eso hay que ser ciudadanos responsables, respetuosos del Estado de Derecho, de nuestras familias, de nuestros vecinos, de nuestros compañeros, de todas las personas que nos rodean” afirmó el ministro religioso.

Finalmente, dijo que hay que dejar a un lado la indiferencia, y ser concientes de la realidad que nos envuelve, conocer los problemas de nuestro entorno y ayudar a su solución.