MONTERREY.- Kate Winslet y Leo Di Caprio, estrellas de la cinta “Titanic”, ayudaron a salvar la vida de Gemma Nuttall, una mujer que padecía cáncer, pero que no quiso tratarse hasta dar a luz a su bebé.
Los actores cubrieron los 300 mil dólares (unos 5 millones 650 mil pesos) del tratamiento de Gemma, tras enterarse de que la mujer buscaba fondos.
“No puedo agradecer lo suficiente a Kate. Sin sus donaciones y el público, mi historia sería muy diferente.
“Le dije que nunca podría agradecerle lo suficiente y ella me contestó que no fuera tonta, que había leído mi historia, que tenía tres hijos y había pensado cómo estaría ella en esa situación”, contó Gemma al diario británico Daily Mirror. (Staff/Agencia Reforma)