CDMX.- El verdadero poder de Los Vengadores no radicó en todo lo que hicieron con sus superpoderes…
Marcaron corazones en la pantalla grande gracias a la profunda humanidad que mostraron desde el vanidoso Tony Stark hasta el incontenible Hulk.
Esa es la visión que tiene Victoria Alonso, la estratega de Marvel Studios, de por qué Avengers: Endgame es ya la película más taquillera en la historia del cine, dejando en el sitio número dos a Avatar, la superproducción de James Cameron que por casi una década reinó en el Olimpo de lo más rentable en la pantalla grande.
«Son personajes que hablan de cosas humanas y universales, como pelear por las cosas que perdemos, reivindicar el orgullo, el respeto, el amor por la familia y los amigos. Luchar por quienes daríamos la vida. Ese tipo de amor está muy presente en la vida de la gente y es algo con lo que se siente identificada.
«Los Vengadores han marcado el corazón de la gente que los ha querido seguir y esta película era un momento en el que teníamos que ponerlos a todos juntos para ver qué pasaba», comentó Alonso en entrevista telefónica.
Si bien la película de Cameron sorprendió al mundo con nuevas técnicas de filmación y espectaculares efectos en tercera dimensión nunca antes vistos, le llevó 34 semanas implantar su récord, el cual incrementó con un reestreno que hizo su casa distribuidora 20th Century Fox.
Tanto Avatar como Endgame fueron un iceberg para Titanic, filme también dirigido por Cameron que está en tercer lugar en taquilla mundial (2,187,463,944), a la primera le tomó 39 días superar su recaudación en salas, mientras que la segunda la rebasó en menos de dos semanas.
Aun así, Marvel necesitó un poderoso empujón para vencer a Avatar: el 2 de julio tuvo un reestreno internacional con escenas adicionales, que volvió a reactivar su taquilla.
La entrega pasada de Avengers, Infinity War está en la quinta posición del ranking mundial.
Victoria Alonso considera que su continuación directa la sobrepasó porque es el cierre de las 45 horas de historias lanzadas en los últimos 11 años.
«Infinity War fue una manera de poner la mesa y contarte por dónde iba a ir el menú sin decirte cuál iba a ser; Endgame es la cena, no quedaba más que venir a comer”.
Tras llegar a la pasada entrega del Oscar con Avengers: Infinity War y Black Panther, Marvel tiene una misión que les gustaría que cumplan Los Vengadores: ganar el galardón de Mejor Película. (Mauricio Ángel/Agencia Reforma)