Denuncia el Infonavit la existencia de pseudo líderes sociales que alientan la invasión de viviendas abandonadas o desocupadas. Su delegado, Mario Guevara Palomino, detalló que estas mafias cobran de 500 a 800 pesos a las familias que no tienen la posibilidad de contar con una vivienda propia, a sabiendas del problema que les generan.
Guevara Palomino reconoció la problemática que significan las viviendas desocupadas o abandonadas en varios puntos de la ciudad, mismas que son invadidas a pesar de existir un dueño original que paga de manera mensual su casa, y que tienen el derecho de solicitar el respectivo desalojo.
Detalló que hasta el momento tienen identificados a más de 7 pseudo líderes, por lo que en conjunto con la autoridad estatal evalúan liberar órdenes de aprehensión y ya llevan a cabo operativos, de manera discreta, para desalojar viviendas que estaban en condiciones de invasión.
“Nosotros le pedimos el apoyo a la autoridad estatal para mantener la paz y tranquilidad en esas zonas. Porque lo que sí nos queda claro y lo reconocemos, es que muchas veces las viviendas son invadidas por gente ligada a alguna organización delincuencial y que a veces se convierten en bodegas de lo hurtado, de lo robado en la ciudad”.
Guevara Palomino informó que en los primeros operativos que realizaron hace un par de meses, se logró la detención de 10 personas que incluso contaban con órdenes de aprehensión y que al haber caído de manera sorpresiva, le funcionó mucho a la Fiscalía y a la Secretaría de Seguridad Pública Estatal y Municipal y a partir de ahí, ellos han seguido trabajando con el Infonavit en ese sentido.
Asimismo, reconoció que otro problema que tienen sobre todo los desarrolladores, es el robo de materiales en las viviendas deshabitadas, donde hay saqueo de cable, cobre, tubería y demás materiales. “Las dejan sin nada, sin ventanales, boilers y todo, pero se recupera la vivienda, se vuelve a arreglar y se vuelve a colocar de manera inmediata con algún beneficiario”.