Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Por tercera ocasión, el Hospital Juárez de México realizó un trasplante cruzado de riñón con donadores vivos sin ningún tipo de parentesco, que benefició a dos jóvenes pacientes con insuficiencia renal crónica.
En este caso, informó la Ssa, los dos receptores tenían a su donador pero no eran compatibles, por lo que se hicieron estudios para intercambiar a los donantes.
El procedimiento, que duró 6 horas, fue encabezado por el doctor Andrés Bazán Borges, cirujano en jefe del Programa de Trasplantes, donde participaron 32 cirujanos trasplantólogos.
Se prevé que en los próximos días sean dados de alta los cuatro pacientes.

¡Participa con tu opinión!