Claudia Guerrero 
Agencia Reforma

Cd. de México, México.- El pleno del Senado aprobó, en lo general, una reforma constitucional para aplicar la extinción de dominio a los bienes de quienes hayan incurrido en actos de corrupción o en el robo de hidrocarburos.

El dictamen fue avalado por unanimidad de los 99 senadores presentes en la sesión de anoche.

“La extinción de dominio aplicará sobre bienes de carácter patrimonial cuya legítima procedencia no pueda acreditarse y se encuentran relacionados con investigaciones derivadas de:

“Hechos de corrupción, encubrimiento, delitos cometidos por servidores públicos, delincuencia organizada, robo de vehículos, recursos de procedencia ilícita, delitos contra la salud, secuestro, trata de personas y delitos en materia de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos”, señala.

De acuerdo con el dictamen, no se considerará confiscación la aplicación de bienes de una persona cuando sea decretada para el pago de multas o impuestos ni cuando la determine la autoridad judicial para el pago de responsabilidad civil derivada de la comisión de un delito.

Tampoco se considera la confiscación el decomiso que ordene la autoridad judicial en caso de enriquecimiento ilícito y la aplicación a favor del Estado de bienes asegurados que causen abandono o cuyo dominio se declare extinto en sentencia.

Refiere que la extinción de dominio será ejercitada por el Ministerio Público a través de un procedimiento jurisdiccional de naturaleza civil y autónomo del penal.

Señala que las autoridades de los distintos órdenes de gobierno estarán obligadas a prestar auxilio en el cumplimiento de esta función.

Tras la votación, los senadores iniciaron la discusión en lo particular.