Claudia Salazar y Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de once años de labores del Ejército en las calles, ayer la Cámara de Diputados aprobó la Ley de Seguridad Interior que dota a las Fuerzas Armadas de un marco regulatorio para combatir al crimen.
La nueva legislación faculta al Presidente de la República a ordenar la actuación de los militares en un territorio y tiempo determinados, cuando las autoridades de Seguridad Pública sean rebasadas.
“En aquellos casos en que las amenazas a la Seguridad Interior representen un grave peligro a la integridad de las personas o al funcionamiento de las instituciones, el Presidente podrá ordenar acciones inmediatas a las Fuerzas Federales y las Fuerzas Armadas”, indica la ley.
La iniciativa fue cuestionada por la Oposición porque deja ambigüedad en el decreto de protección de seguridad interior y propiciaría la violación de derechos humanos por parte del Ejército.
La legislación fue aprobada de manera exprés con 248 votos a favor, incluidos de panistas y perredistas, 115 en contra y 48 abstenciones, y en medio de señalamientos de legisladores y de organizaciones civiles sobre inconstitucionalidad y la violación de convenciones internacionales sobre Derechos Humanos.
La diputada priista Carolina Viggiano salió al paso de las acusaciones y dijo que la intención es crear protocolos para deslindar responsabilidades y aclarar ese tipo de violaciones.
“Esto se decidió en el Gobierno anterior de Felipe Calderón sin preguntarnos y sin regulación al respecto. Tenemos mucho tiempo que le debemos este instrumento a nuestras Fuerzas Armadas para regular su actuación”, sostuvo la legisladora.
Clemente Castañeda, coordinador de Movimiento Ciudadano, acusó que se miente a los mexicanos con ese argumento.
El panista Jorge Triana reconoció que fue en el sexenio de Felipe Calderón cuando el Ejército salió a las calles, pero ahora el PRI busca perpetuar esa condición.
“El PRI, señoras y señores, se ha vuelto más calderonista que Felipe Calderón en materia de seguridad pública”, asentó.
El proyecto de ley aprobado se envió al Senado, donde se espera que sea analizado la próxima semana.