Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) reportó que la calidad del agua en las playas mexicanas es segura para los vacacionistas.
La excepción es Sayulita, en Bahía de Banderas, Nayarit, donde el nivel de enterococos faecalis, una bacteria que causa infecciones urinarias, es alto.
El monitoreo de la Cofepris y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se realizó en 267 playas, de las 17 entidades costeras.
La autoridad sanitaria, analizó en laboratorio, más de mil 600 muestras de agua de las playas de mayor afluencia pública de los principales destinos turísticos del País.
En Acapulco, del total de playas públicas, Suave y Hornos son las que registran los niveles más altos de enterococos, con 191 y 183 por cada 100 mililitros.
En tanto, dos playas de Puerto Escondido, Oaxaca, también registraron altos índices de enterococos.
La Cofepris detalló que para determinar si una playa no es apta para el público, la muestra de agua debe registrar más de 200 enterococos por cada 100 mililitros de agua, y en caso de que la cantidad sea menor no hay riesgo sanitario.
El resto de las playas con los niveles más altos de bacterias se encuentran en los estados de Veracruz, Sonora, Colima, Quintana Roo y Colima.
Por su parte, la Conagua aseguró en un comunicado que las playas mexicanas, además de garantizar la calidad del agua, cumplen con criterios más estrictos de protección a la salud, proporcionan al visitante servicios urbanos y de seguridad, así como el respeto estricto al medio ambiente.