Unos policías preventivos le salvaron la vida a un bebé, al ayudar a una mujer a dar a luz, tras presentar un parto de alto riesgo debido a que tenía enredado el cordón umbilical en el cuello.
Los hechos se registraron el lunes por la madrugada en el fraccionamiento Las Hadas, cuando policías preventivos de la unidad 0684-B1 del Destacamento “Terán Norte”, realizaban labores de vigilancia por ese sector de la ciudad.
Al desplazarse por la calle Calipso en el cruce con avenida Héroe de Nacozari Norte, fueron interceptados por una camioneta Grand Cherokee, color rojo, de la cual bajó una persona del sexo masculino que les pidió ayuda.
Y es que su esposa María Guadalupe se encontraba embarazada y estaba a punto de dar a luz.
Por tal motivo decidió trasladarla a recibir atención médica desde el poblado de Bimbaletes, Asientos, lugar donde tienen su domicilio.
Sin embargo, durante el trayecto la mujer comenzó con las labores de parto y al momento de que el bebé estaba naciendo, se percataron que tenía el cordón umbilical enredado al cuello.
Los policías preventivos al percatarse de la gravedad de la situación, decidieron intervenir en el parto y lograron liberar a la bebé, quien enseguida comenzó a llorar y a respirar.
Instantes después llegó una ambulancia del ISSEA, cuyos paramédicos estabilizaron a la recién nacida y a la mamá, quienes fueron trasladadas a recibir atención a la Clínica Bio Materna.