Como retrógrado, calificó el coordinador de la Fundación VIHDHA, Marco García Robles al Código Civil de Aguascalientes, luego de que éste no ha sido modificado a pesar de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación hizo el señalamiento para que personas con alguna enfermedad como VIH u otra de carácter mortal puedan contraer matrimonio, por lo que ante esta situación, muchos han tenido que recurrir al amparo.

El activista social lamentó que a pesar de los señalamiento de la Corte, las autoridades estatales consideran que no son vinculantes sus resoluciones, cuando los propios Magistrados han señalado que el Código está mal y que debe actualizarse, pero simplemente no ha habido voluntad política para hacerlo.

García Robles dijo tener conocimiento de por lo menos unos cinco casos bajo esta situación aunque evidentemente pudiera haber más, quienes han tenido esta problemática, donde la situación de salud les ha impedido contraer matrimonio. “Sigue siendo un problema porque el Registro Civil tiene esa restricción de acuerdo al Código Civil que habla de que personas con enfermedades graves e infecciosas no pueden contraer matrimonio, entonces es muy anacrónico porque la gente tendría derecho aún con una enfermedad, entonces sería de los pendientes del Código Civil”.