Con la emoción a tope, el ánimo por las nubes y sobre todo con una buena cosecha de puntos las Centellas de Necaxa recibieron a las Tigrillas de la UANL en la fecha seis del Clausura 2020 buscando demostrar que pueden competir de tú a tú con lo mejor de la liga, con lo cual cumplen cabalmente las regias siendo siempre protagonistas en cada torneo que se ha disputado. Por momentos las Centellas dieron un gran partido, pero en los momentos finos se notó que aún hay un largo camino por recorrer para poder competir ante las grandes potencias del futbol femenil mexicano.
Fabiola Vargas mandó al terreno de juego a Doris Meza, Daniela Ramírez, Lucía Muñoz, Alejandra Zaragoza, Karen de León, Libeth Castro, Fanny Grano, Dulce Alvarado, Dariana Rubio, Valeria Meza y Dayán Fuentes. Las Centellas iniciaron de gran forma el juego ya que al minuto 1 Dulce Alvarado quedó sola ante la arquera Vania Villalobos que recibió el remate de Alvarado en el cuerpo para evitar el primer gol, el cuadro felino contestó al 8′ con Belén Cruz completamente sola dentro del área, su disparo fue al centro ante la buena reacción de Doris Meza. En la siguiente jugada cayó el primero para Tigrillas con Míah Zua Zua escapando por la pradera izquierda para definir cruzado ante la salida de Doris Meza adelantando a las visitantes, las Centellas tratando de tirar la línea del fuera de lugar tuvieron muchos problemas al defender dejando muchos espacios.
En otra jugada parecida entre Fanny Grano y Lucía Muñoz evitaron el segundo gol en su contra, al 18′ Valeria Meza mandó un balón largo hacia Dulce Alvarado que delante de tres cuartos de cancha conectó un grandioso remate de volea que se incrustó en el ángulo del arco rival, logrando el empate parcial ante el júbilo de la banca de Centellas que nuevamente se ilusionaba. Poco duró el gusto ya que al 28′ Valeria Meza le cometió una zancadilla a Katty Martínez dentro del área, por lo que se señaló penal, mismo que Martínez cobró a la derecha poniendo en ventaja a las felinas. Alejandra Zaragoza estuvo a nada de empatar el partido con un remate de tiro libre que terminó en el travesaño al 33′, pero dos minutos después Katty Martínez se escapó por la izquierda ante la mala marca albirroja, la 10 de Tigrillas ingresó al área metiendo zurdazo a primer palo que significó el tercero para las visitantes. Para terminar el primer tiempo, al 41′ Meza volvió a derribar a Katty Martínez dentro del área, nuevamente se marcó penal y ahora fue Greta Espinoza que cobrando a la derecha de la portería marcó el cuarto en lo que ya era una goleada para las regias.
Con la ventaja holgada las Tigrillas salieron con mucha más calma en el complemento, lo que causó que el segundo tiempo fuera sin muchas emociones en el arco y con pelea constante en el medio campo. Al 56′ Katty Martínez casi firma su hat-trick cuando conectó un cabezazo dentro del área que fue salvado en la línea por Brianda Escobedo que había ingresado desde la banca, la única jugada de peligro real para Centellas fue al 73′ cuando un error de la zaga dejó mano a mano a Dulce Alvarado con la portera regia, Alvarado se quitó a Villalobos de encima, pero alargó mucho la pelota quedando sin opciones de anotar. Hasta el 80′ Necaxa tuvo otra con Andrea Villalobos que impactó un tiro desde tres cuartos de cancha, la portera felina logró una gran atajada evitando la anotación.
Al final, con el marcador 1-4 las Centellas se llevan su segunda derrota de la temporada, ambas jugando en casa y se quedan con ocho puntos poniendo en riesgo la zona de liguilla. Queda claro que a pesar de la gran mejoría con respecto a la campaña pasada todavía queda una diferencia con respecto a los equipos más poderosos, distancia que tendrán que recortar con trabajo y esfuerzo.