El subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, llamó a los usuarios financieros a no relajarse en sus medidas preventivas y de protección de sus datos, porque la instrumentación de los mecanismos de control bancarios para evitar la suplantación de identidad se tardará alrededor de un año.

Hasta el momento, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios Financieros acumula un total de 165 denuncias de robo de identidad en Aguascalientes. “Se tienen identificadas diversas modalidades de operación de la delincuencia, motivo por el cual la población debe ser más precavida y responsable de cómo maneja sus identificaciones, sus cuentas bancarias o créditos”.

En entrevista con El Heraldo, el funcionario aseveró que es indispensable que la ciudadanía haga caso de las medidas de seguridad que se les ofrecen, y por su lado, los bancos tendrán que acatar las nuevas disposiciones legales, pues en caso de no hacerlo tendrán que absorber cualquier impacto económico derivado de un robo de identidad.

“Las instituciones financieras deberán instrumentar sus sistemas de seguridad en biometría como son las huellas dactilares, la lectura del iris de los ojos, entre otros, y para operarlos de manera cotidiana se les ha concedido un año, es decir, hasta septiembre del 2018, para instalar los equipos en caso de no contar ya con ellos”, apuntó.

Villanueva Chávez consideró que esta disposición legal sí ayudará a inhibir este delito, pero es necesario que junto con las instituciones financieras, los usuarios también asuman sus medidas precautorias y en ese sentido los delincuentes no podrán más vulnerar lo que no les pertenece.

Por último, el responsable de la Condusef sostuvo que en esta estrategia colaboran una diversidad de instituciones públicas y privadas para frenar el robo de identidad, cuya actividad se disparó desde el año 2015 y ahora se asumen nuevos protocolos para frenar esta situación.

¡Participa con tu opinión!