Los productores de Aguascalientes que se han incorporado al programa de reconversión productiva han logrado, de manera exitosa, obtener ganancias superiores al 40%, reportó la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial del Estado.
El titular de la dependencia, Manuel Alejandro González Martínez, indicó que al inicio de la actual administración y con la ayuda del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), se establecieron 12 tipos de cultivos alternativos acordes al clima y tipo de suelo de Aguascalientes, que producen una mayor rentabilidad y menor demanda hídrica: agave mezcalero, aguacate, durazno, espárrago, fresa, granada, higo, limón, nogal, olivo, vid para mesa y vid para producción de vino.
Precisó que se estableció como meta que a finales del año 2022 se reconviertan por lo menos dos mil hectáreas de cultivos y se generen mayores ganancias para los productores; añadió que en los últimos dos años y medio se han cambiado cultivos en 931 hectáreas, por lo que se espera superar el objetivo.
Asimismo, comentó que la mayoría de los cultivos de reconversión tardan varios años en dar sus primeras cosechas, por lo que se trabaja en coordinación con instituciones bancarias y organismos financieros como FIRA, para ofrecer a los productores incentivos y apoyos que los respalden económicamente sin que tengan que pagar el capital en el primer año de cultivo.
Explicó que por ejemplo la cosecha de maguey mezcalero, en comparación con la misma cantidad de hectáreas de siembra pero de maíz de temporal, ofrece al productor más del 50% de ganancias económicas, de ahí la importancia de sumarse al proyecto de reconversión productiva.
González Martínez apuntó que algunos productores de Aguascalientes ya van en su segundo año de reconversión de sus cultivos y están optando por cosechar productos de más alto valor en el mercado o con vocación de exportación, como por ejemplo, el espárrago y las fresas.
En el caso de la vid, dijo, se determinó establecer dentro de los cultivos de reconversión, los tipo de planta para la producción de uva de mesa y de vino, pero de manera especial se trabaja bajo el esquema de agricultura por contrato, es decir, que los productores tienen vendida la totalidad de su cosecha e incluso han establecido previamente el precio por kilo.
El titular de la Sedrae informó que bajo este esquema de reconversión productiva del campo de Aguascalientes y proyectando las cosechas en el mercado internacional, se comenzó en el municipio de Calvillo con las pruebas de cultivo de la pitahaya o mejor conocida como “Dragon Fruit”, fruta exótica que tiene gran demanda especialmente en países asiáticos y un precio aproximado de 160 pesos por kilo.
Finalmente, precisó que los 12 cultivos determinados en el programa de reconversión del campo registran alta demanda en el mercado local, nacional e internacional, además que la Sedrae ofrece esquemas seguros de comercialización.