Evlyn Cervantes Silva 
Agencia Reforma

Cd. de México.- Luego de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) acreditó el tráfico de 22 menores en Sonora mediante la expedición de certificados de nacimiento con datos falsos en el Hospital General de Subzona No.54 del IMSS, la dependencia de salud anunció que emitirá lineamientos generales para reforzar el control de estos documentos.
A través de un comunicado, el Instituto informó que dará cabal cumplimiento a la Recomendación 9VG/2017, emitida el 14 de diciembre por la CNDH, sobre el caso de investigación de agravios a derechos humanos de menores de edad en Sonora, durante el periodo comprendido entre los años 2009 a 2015.
“El IMSS emitirá lineamientos generales para reforzar el control de los certificados de nacimiento y se impartirán cursos de capacitación al respecto. El Instituto ha colaborado y continuará colaborando con las autoridades correspondientes, a fin de que se realicen las investigaciones pertinentes que permitan determinar las responsabilidades individuales a que haya lugar”, indicó en el comunicado.
Asimismo, el organismo aseguró que se llevarán a cabo las acciones necesarias para la reparación del daño de las personas afectadas.
La CNDH acreditó, a través de la Recomendación 9VG/2017, que funcionarios del Hospital General de Subzona No.54 del IMSS, ubicado en Empalme, Sonora, emitieron certificados de nacimientos con información falsa sobre las madres biológicas de 17 menores, lo cual favoreció la sustracción y el tráfico de bebés en esa entidad, cometido por funcionarios de la Administración de Guillermo Padrés.
En agosto de 2015, la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado reveló que funcionarios de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia vendieron bebés por montos de entre 80 y 150 mil pesos.
Aunque la Procuraduría reconoció 10 casos de este tipo, la CNDH informó en su Recomendación que al menos 22 menores fueron víctimas de trata por funcionarios de la misma Procuraduría, entre el 2009 y 2015.
También señaló que los informes del DIF Estatal impiden conocer el destino final de otros 682 menores, además de que no se acreditó el cumplimiento de los requisitos legales para la adopción de 110.
Por lo anterior, la CNDH pidió al IMSS reforzar el control de sus certificados de nacimiento.

¡Participa con tu opinión!