Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 7-Jun.- Las lesiones que padecen los militares son más graves en comparación con años anteriores debido a que la delincuencia organizada ahora cuenta con armamento más agresivo, alertó ayer José Luis Ojeda Delgado, director general de Sanidad Militar de la Sedena.
“En nuestro país, desafortunadamente los enfrentamientos con la delincuencia que tiene armamento cada vez más agresivo y más mortal hemos tenido una incidencia superior como médicos. Técnicamente son lesiones mucho más graves y que involucran varias extremidades y órganos.
“Son incapacitantes en un gran porcentaje, afortunadamente pocas veces mortales”, dijo en entrevista tras participar en el Congreso Internacional de Medicina Militar.
Dijo que algunos estados del norte y del sur, como Guerrero, son más problemáticos con la delincuencia.
“Son los estados que nos dan más problemas con compañeros militares heridos y (en) los que tenemos que tener una atención más importante”, precisó.
De las lesiones que sufren los militares, señaló, 55 por ciento sucede en extremidades, 20 por ciento en cabeza y cuello y 14 ciento en tronco.
Lamentó que  84 por ciento de quienes tienen trauma craneoencefálico son casos insalvables, lo mismo que 80 por ciento de los que presentan hemorragias.
Ojeda indicó que el principal trauma que sufren los militares es el menos mortal, y se trata de lesiones en las extremidades, pero también pueden suceder lesiones en abdomen y tórax.
“El más mortal es en la cabeza, pero hay también multitrauma con heridas múltiples en las cuales los diferentes órganos vitales se pueden dañar”, explicó.
Por otra parte, Ángel Porfirio Cervantes, general de brigada médico cirujano, señaló que el militar en todas las actividades que realiza está expuesto a factores de riesgo y el trauma es lo más frecuente.
Destacó que los costos económicos de la atención por estas lesiones son muy elevados, aunque no se dieron detalles.

¡Participa con tu opinión!